Home > Biografías > Allan Kardec
Allan Kardec
Codificador de la Doctrina Espírita
  • Codificador de la Doctrina Espírita

Hippolyte Léon Denizard Rivail nació en Lyón, Francia, el 3 de octubre de 1804. Estudió en Yverdon, Suiza, con el célebre Johann Heinrich Pestalozzi, de quien se hizo discípulo y colaborador.

Fundó en Paris, con su esposa Amelia Gabriela Boudet, un establecimiento semejante al de Yverdon. Su cultura universalista abarcaba varias ramas del conocimiento humano, habiendo organizado, en su casa, cursos gratuitos de química, física, astronomía y anatomía comparada.

Miembro de varias sociedades sabias, especialmente de la Academia Real de Arras, fue premiado, en 1831, por la monografía ¿Cuál es el sistema de estudio más en armonía con las necesidades de la época?. Entre sus obras, se destacan: Curso práctico y teórico de Aritmética, según el método de Pestalozzi (1824); Plan presentado para el mejoramiento de la Instrucción Pública (1828); y Gramática francesa clásica (1831).

En Mayo de 1855, cuando el Prof. Rivail presenció los fenómenos de las mesas giratorias (fenómeno mediúmnico que ocurría en Europa), de inmediato entrevió, en la comunicación entre los Espíritus y los hombres, una ciencia de profundas consecuencias morales. Ante él se encontraba la llave para la solución que buscara durante toda su vida: quiénes somos, de dónde venimos y para dónde iremos después de la muerte del cuerpo físico.

En París, Rivail hizo sus primeros estudios del fenómeno mediúmnico, estudiando sus leyes. Aplicó a la nueva ciencia el método de la experimentación. Nunca formuló teorías preconcebidas. Observaba atentamente, comparaba, deducía las consecuencias y buscaba siempre la razón y la lógica de los hechos. Interrogó a los Espíritus sobre los problemas relacionados con el mundo invisible, anotó y ordenó los datos que obtuvo. Por eso es llamado Codificador de la Doctrina Espírita.

Jamás se identificó como autor de los principios del Espiritismo. Se colocó siempre en la posición de organizador. Los autores de la Doctrina (lo cual constituye una garantía) son los Espíritus Superiores. Más tarde, cuando vio que todo aquello formaba un conjunto y tomaba las proporciones de una doctrina, decidió publicar El libro de los Espíritus, el 18 de abril de 1857, en París. Adoptó el pseudónimo de Allan Kardec para diferenciar la obra espírita de su producción pedagógica publicada con anterioridad.

En enero de 1858, Kardec lanzó la Revue Spirite (Revista Espírita) y fundó la Sociedad Parisiense de Estudios. En seguida, publicó Instrucciones prácticas sobre las manifestaciones Espíritas (1858), Qué es el Espiritismo (1859), El libro de los Médiuns (1861), Espiritismo en su más simple expresión (1862), Viaje Espírita (1862), El Evangelio según el Espiritismo (1864), Resumen de la Ley de los Fenómenos Espíritas (1864), Oraciones Espíritas (1865), El Cielo y el Infierno (1865) y La Génesis (1868).

Falleció en París, el 31 de marzo de 1869, a los 64 años, a consecuencia de un aneurisma. Su cuerpo está sepultado en el cementerio Père-Lachaise, en la capital francesa. En su tumba, una inscripción resume la filosofía espírita: “Nacer, morir, renacer una vez más y progresar siempre. Tal es la ley”. Algunos de sus amigos reunieron textos inéditos y anotaciones de Allan Kardec en el libro Obras Póstumas, publicado en 1890.